Lugares increíbles de Sudamérica de los que nunca hayas oído hablar
8 lugares que debes visitar en Sudamérica de los que probablemente nunca hayas oído hablar

Lugares increíbles de Sudamérica de los que nunca hayas oído hablar

El acceso incluso a algunas de las partes más remotas de Sudamérica ha mejorado en las últimas décadas, estableciendo una ruta turística bien marcada. Pero si deseas escapar de las multitudes y dirigirte directamente a un tesoro sudamericano inexplorado, no busques más allá de esta lista de los lugares de los que nunca has oído hablar, pero que definitivamente debes visitar.

Desde pueblos fantasmas argentinos o celebraciones alternativas de carnaval brasileño, hasta uno de los paisajes más singulares y en peligro de extinción en el mundo, encontrarás una nueva perspectiva de América del Sur si visitas alguno de estos lugares.

1. Por historia: Epecuén, Argentina

Epecuén, que alguna vez fue un bullicioso centro turístico que atraía a 25.000 turistas al año, ha encontrado la infamia como la ciudad fantasma de Argentina. En 1985, su principal atractivo, era un lago terapéutico de agua salada que se desbordó e inundó la ciudad.

Abandonado durante casi 25 años, Epecuén reapareció cuando el agua finalmente comenzó a retroceder en 2009. Puedes visitar esta melancólica reliquia de años perdidos tomando un autobús hasta el cercano poblado de Carhué (a siete horas de Buenos Aires), desde donde puedes caminar entre sus ruinas e incluso hablar con antiguos residentes.

Epecuén, Argentina
Epecuén, Argentina

2. Por una cultura fascinante: Surinam

La industria del turismo de Surinam todavía se encuentra en un estado incipiente, pero no dejes que esto te detenga. Su ciudad capital, Paramaribo, tiene el estatus de Patrimonio Mundial nombrada por la UNESCO, gracias a sus edificios coloniales de madera bien conservados, mientras que puedes conocer qué fue de la ciudad puedes explorar la posición de Surinam, como uno de los países más enigmáticos de América del Sur con un viaje a las comunidades de los cimarrones de Saramaka.

Originalmente Surinam fue poblada por grupos de esclavos de las plantaciones que escaparon a la selva en los siglos XVII y XVIII, estas comunidades mantienen tradiciones africanas y dialectos ghaneses. Es posible realizar visitas controladas a las aldeas de los cimarrones desde su ciudad capital Paramaribo.

3. Por un carnaval alternativo: Olinda y Recife, Brasil

Río de Janeiro puede atraer a la mayoría de los viajeros internacionales en la época de carnavales, pero el carnaval en Olinda y Recife, ciudades vecinas en el noreste de Brasil, ofrecen una experiencia única y con más raíces tradicionales.

Para la semana de carnaval, las sinuosas calles coloniales de Olinda se llenan de desfiles que reflejan una mezcla de folclore brasileño e influencias africanas: echa un vistazo al baile frevo (payasos bailando con paraguas) y el maracatu. Este último es un estilo de percusión traído originalmente a Brasil por esclavos africanos, y donde los músicos usan tocados extravagantes y lujosamente decorados.

Tanto en Recife como en Olinda, sométete a la energía frenética de los blocos de carnaval: desfiles de juerguistas bailando vestidos con cualquier cosa, desde trajes tradicionales hasta trajes de Los Picapiedra. Elevándose sobre el caos se encuentran los bonecos de Olinda, se trata de enormes estatuas de colores brillantes. No te pierdas el más famoso de estos blocos en Recife, el Galo da Madrugada. Con más de 2,5 millones de bailarines, es el más grande del mundo y presenta al gallo gigante boneco del que toma su nombre el desfile.

Recife, Brasil
Recife, Brasil

4. Para una excelente cocina internacional: Gustu, La Paz, Bolivia

Bolivia y la «cocina de renombre internacional» rara vez aparecen en la misma frase. Sin embargo, una revolución gastronómica impulsada por Claus Meyer, chef mundialmente aclamado y propietario del restaurante danés Noma, está intentando reinventar la reputación de Bolivia.

Meyer abrió Gustu en 2012 con una nueva visión de la buena mesa, demostrando lo que se puede lograr con solo ingredientes locales bolivianos. El restaurante está dirigido en su totalidad por chefs capacitados en el distrito más pobre de La Paz, El Alto, y actúa como una empresa social que brinda oportunidades a los jóvenes menos desfavorecidos de la ciudad.

Prueba el menú degustación de siete platos con combinaciones de bebidas por y observa cómo sucede la magia mientras cena en la mesa del chef.

5. Para playas vírgenes: Palomino, Colombia

Si buscas un respiro de viajar, las playas vírgenes de arena blanca de Palomino deberían ser las siguientes en tu itinerario. Aunque su fama como refugio turístico está creciendo, Palomino sigue siendo un paraíso para quienes buscan relajarse en las costas vírgenes bajo la cordillera costera más alta del mundo, la Sierra Nevada de Santa Marta. No hay mucho que hacer aquí aparte de tomar el sol o hacer tubing por el río, pero, francamente, eso es parte del atractivo.

6. Para asombrosas formaciones rocosas: Lago General Carrera, Chile / Argentina

Con una superficie de 1850 kilómetros cuadrados, el Lago General Carrera (o Lago Buenos Aires como se le conoce en Argentina) es un cuerpo de agua que se extiende a ambos lados de la frontera entre Chile y Argentina, cinco horas al sur de Coyhaique. Alimentado por aguas glaciares de las montañas, el limo es responsable del extraordinario azul del agua, que cambia de color a lo largo del año.

Es un espectáculo imperdible gracias a las formaciones rocosas de mármol blanco, azul y rosa en el centro del lago, producto de 6000 años de erosión. Accesible sólo por barco, los viajeros pueden admirar la estructura más grande, El Catedral de Márbol (la Catedral de Mármol) o apreciar el impresionante contraste de colores en los sistemas de cuevas más pequeñas.

Lago General Carrera, Chile
Lago General Carrera, Chile

7. Para vida silvestre abundante: Parque Nacional Monte León, Argentina

El primer litoral protegido de Argentina, el Parque Nacional Monte León, está repleto de animales marinos y acuáticos. Cubriendo varios kilómetros de costas desoladas, se estima que 70 especies de aves, una colonia de 75,000 pingüinos de Magallanes y una colonia de leones marinos los vas a encontrar allí. Los avistamientos de delfines y ballenas también son comunes y un campamento oficial con instalaciones básicas significa que puedes apreciar este impresionante parque nacional en las proximidades. Programa tu viaje durante los meses abiertos del parque de noviembre a abril.

Parque Nacional Monte León, Argentina
Parque Nacional Monte León, Argentina

8. Por paisajes alternativos: El Pantanal, Paraguay

El humedal natural más grande del mundo, El Pantanal, cubre varios kilómetros cuadrados en Brasil, Bolivia y Paraguay. Amenazado por las malas prácticas agrícolas y el turismo no regulado, se puede acceder a este ecosistema asombrosamente diverso desde el lado paraguayo de manera más aventurera, con un viaje a la Estación Biológica Los Tres Gigantes.

Cerca de la ciudad de Bahía Negra, a unos kilómetros de la capital Asunción, se puede llegar a la estación en autobús, avión o barco. Con comida y alojamiento provisto, puedes pasar sus días contemplando al escurridizo jaguar con uno de los guías de la estación, o simplemente relajarte y apreciar el trabajo de la organización para proteger uno de los paisajes más singulares del mundo.

Si viajas a Sudamérica y te preocupa el virus zika, nosotros te apoyamos con información actualizada. Explora más de América del Sur con nuestra guía y de la mano sobre América del Sur con un presupuesto acorde a tus necesidades. Compara vuelos, busca itinerarios, reserva hoteles para tu viaje y no olvides comprar un seguro de viaje antes de reservar cualquier itinerario.

DEJAR COMENTARIO